sábado, 17 de enero de 2015

EL IDEAL...


Muchas veces entregamos todo pensando que la persona que amamos hará lo mismo; sin embargo, no siempre es así. Una vez yo dije que no quería enamorarme porque me habían herido y una amiga me contestó que fue porque me enamoré del ideal que tengo del amor y no de la persona que tenía. En ese momento no entendí sus palabras y el tiempo continuó marchando como siempre, pero volví a enamorarme, esta vez de una manera más intensa y con ello de una forma más cruel porque esta vez ni siquiera dijo adiós y ni el motivo supe de su partida...

Ahora recuerdo esas palabras de mi amiga y pareciera que por fin les encuentro un sentido. Quise que el hombre que tenía fuera el ideal que siempre he buscado y no me di cuenta que ese ideal sólo existe en mi imaginación porque no hay ninguna persona que se asemeje a lo que tanto he anhelado.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario